La Manera No.1 Para Desintoxicar su Habitación y Dormir Mejor

Hasta ahora, la mayoría de nosotros saben que las furtivas toxinas pueden meterse a nuestra comida, productos de belleza y bienes del hogar. Por eso comprar orgánico, optar por un cuidado natural del rostro y el cabello y escoger plásticos libres de BPA son los pilares de cualquier estilo de vida saludable. Pero hay una fuente más de contaminación química a la que no le hemos dado mucha atención – y pasamos un tercio de nuestras vidas en ella.

Sí, es tiempo de hablar sobre los colchones.

Muchos colchones tradicionales cama-en-una-caja están hechos con espumas de poliuretano a base de petróleo (o espumas con memoria). Adhesivos químicos son usualmente usados para unir estas capas juntas y retardantes de llama químicos son añadidos para cumplir con los requerimientos de flamabilidad. Así que, en lugar de hacer nuestras habitaciones un santuario para la salud y bienestar, muchos colchones están llenos con contaminantes que – lentamente, con el tiempo – encuentran su forma para entrar a nuestra piel, nuestro aire y nuestros cuerpos.

De acuerdo con la EPA, la calidad de aire en el interior puede ser hasta cinco veces más contaminada que el aire exterior. Investigación sugiere que el riesgo asociado de contaminación química podría incluir dolores de cabeza y fatiga, incrementa el asma, cáncer, infertilidad, parto prematuro, autismo, obesidad, IQ más bajo, problemas de memoria y aprendizaje y pubertad avanzada. ¡Esa es suficiente razón para cambiar su colchón!

Antes de que comience a dormir en el suelo, debería saber que hay colchones afuera hechos con ingredientes naturales que no dependen de tantos materiales sintéticos y químicos potencialmente dañinos – como los Colchones Avocado Green.

Un Colchón Avacado Green (como sugiere el nombre) está hecho de materiales naturales y orgánicos, incluyendo un 100 por ciento natural de látex Dunlop, una capa generosa de lana natural de Nueva Zelanda y algodón orgánico crecido sin fertilizantes sintéticos o pesticidas. También contiene un sistema interno de punto de presión para soportar las curvas naturales del cuerpo (adiós, problemas de espalda).

Pero lo que es más importante que no encontrará en un colchón Avocado: nada de espumas de poliuretano a base de petróleo, nada de adhesivos químicos entre las capas de comodidad y cero retardantes químicos de flama.

¡Prepárese para un sueño saludable!